Nuestro sistema constructivo reduce costos, tiempos de obra, y constituye una solución para la edificación cimentada, mediante un proceso práctico, versátil y rápido. Con el paso de los años, las técnicas en la construcción fueron cambiando, a medida que las sociedades y las necesidades de los clientes evolucionan. Actualmente, la construcción en seco se presenta como un método que permite la optimización de materiales, logrando paredes sólidas y estables.

Este sistema, muy utilizado en países como EEUU, Canadá, Australia, Dinamarca y Chile, entre otros, se logra mediante un entramado de bastidores y/o perfiles, en madera, que arroja como resultado gran variedad de diseños y el mejor aprovechamiento funcional de los espacios.

Asimismo, optimiza el tiempo de obra, en tanto que reduce considerablemente el periodo de ejecución en relación a una construcción tradicional, permitiendo llevar a cabo un proyecto en forma íntegra, en un lapso de muy corto tiempo.

En lo que a costos se refiere, se presentan estables y sostenibles sin ningún tipo de actualización ni imprevistos, ya que los presupuestos son confeccionados específicamente para cada proyecto y cerrados en el momento de la firma. De esta manera, se optimizan los costos y se consigue una relación de precio-producto, ideal.

Basados en el concepto de la construcción sustentable, estos materiales permiten realizar inmuebles con diseños modernos y clásicos, con un alto valor de reventa, materializando la opción más rentable gracias a su máximo confort y calidad de construcción.

Tecnología

El avance tecnológico que representa el sistema de construcción en seco está marcando un cambio profundo en la racionalización de los tiempos y costos de obra. Este sistema abre ilimitadas posibilidades que potencian en gran medida los proyectos.

Ofrecemos las mejores propiedades de aislamiento acústico y térmico. Los materiales que se emplean brindan, un mayor confort térmico y acústico, ahorro energético, y durabilidad a su hogar, requiriendo un bajo mantenimiento. Producidos bajo estrictas normas de calidad, y desarrollados para la construcción sustentable, estos materiales permiten diseños clásicos y modernos, sin dejar de lado todas las cualidades técnicas.